Justicia uruguaya define extradición de Aroom, Marti y Colmán

Redacción/NP. Los paraguayos, Juan Aroom, Anuncio Marti y Víctor Colmán, están acusados de ser los autores de varios secuestros ocurridos en Paraguay.


Vista de la audiencia realizada esta noche en la capital uruguaya. (Foto gentileza, Christian Meza/LN).

Ayer miércoles, el ministro del Interior del Paraguay, Juan Ernesto Villamayor, junto a dos senadores,  familiares de las víctimas y altos funcionarios de la Fiscalía paraguaya, participaron  de una audiencia de extradición en el Juzgado Penal de Montevideo a cargo de la jueza, Blanca Rieiro de los tres paraguayos, quienes fueron detenidos el pasado viernes 23 en la capital uruguaya, luego de perder su estatus de refugiados políticos en Brasil y presentarse ante la Justicia uruguaya para solicitar que se retire la orden de extradición solicitada por las autoridades paraguayas, quienes vía Interpol habían solicitado la captura internacional de los acusados.

Entre los delitos que se les imputan figuran los secuestros de María Edith Bordón de Debernardi,  esposa de un empresario y nuera del ex ministro de Hacienda del Paraguay, Enzo Debernardi, ocurrido en el 2001 y el de Cecilia Cubas, hija del ex presidente del Paraguay, Raúl Cubas y de la actual senadora, Mirta Gusinky, la cual fue secuestrada en el 2004 y enterrada viva por sus captores en una fosa de una vivienda en un barrio de Asunción.


Juan Aroom, Anuncio Marti y Víctor Colmán

En el 2004, Arrom, Marti y Colmán, fueron procesados por la Justicia paraguaya, pero enfrentaron el juicio en libertad. Luego los acusados se refugiaron en Brasil, donde solicitaron asilo político, sin embargo, luego de iniciar una investigación, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, concluyó que los acusados no fueron víctimas de persecución política en Paraguay, sostuvo el ministro Villamayor, quien además aseguró que a su criterio “hubo una situación algo descuidada por parte de la Justicia paraguaya. Pero ello es una muestra a favor de que  no existió persecución contra esas personas”.

En declaraciones al diario el País de Montevideo, el ministro Villamayor, sostuvo que en el proceso que se les siguió a los acusados no hubo en ningún momento violaciones a los Derechos Humanos.